Los desarrolladores hablan de Ouya con franqueza

Ouya todavía no se ha puesto a la venta, pero los desarrolladores que han tenido ocasión de probarla hablan de sus virtudes y defectos.

Ouya produce todo tipo de opiniones

Cuando hace poco tiempo la consola de sobremesa Ouya, fundamentada en el uso del sistema operativo Android como principal característica, comenzó a llegar a las manos de los desarrolladores, ya imaginábamos que sería el momento de inflexión para la máquina. A lo largo de los últimos meses se han oído muchas cosas positivas acerca de este proyecto, una consola que se sabe que no tendrá una gran potencia, pero que ofrecerá un tamaño manejable, flexibilidad y un entorno apto para los desarrolladores, muy similar al que hay en los sistemas operativos móviles.

Se habían dicho tantas cosas buenas de Ouya que algunos profesionales ya tenían ganas de escuchar las primeras opiniones negativas, dado que un proyecto como este no puede preparar su lanzamiento sin discrepancias. Ahora las palabras de algunos desarrolladores de Ouya han circulado por la red y es cierto que no todo es tan bonito como se podría haber imaginado, aunque en términos generales se aprecia mucho optimismo entre estos desarrolladores.

Una de las cosas en lo que han insistido varios desarrolladores es que Ouya lo tendrá muy difícil al no contar con una empresa fabricante como Sony o Microsoft por detrás. Esto impide que se garantice que la máquina esté camino de tener el apoyo de muchos usuarios y al mismo tiempo esto deriva en que los desarrolladores, a falta de garantías, no se sientan interesados por la plataforma. Se trata de un arma de doble filo con el que los creadores de Ouya tendrán que trabajar con cuidado.

Al mismo tiempo y como decíamos antes, se hace especial hincapié en que Ouya no es comparable en potencia a las consolas de sobremesa a las que estamos acostumbrados. No vamos a ver una potencia como la de una PlayStation 3 o una Xbox 360, y posiblemente nos tengamos que conformar con algo más en la línea de lo que se vio en la generación de PlayStation 2. Lo más fácil, en este sentido, es fijarse bien en la potencia de la que hacen uso los juegos para móviles e imaginar que a Ouya se trasladarán unas características similares.

En lo positivo, la comunidad de desarrolladores ha querido dejar claro que Ouya es la única manera que tienen de poder crear juegos para consolas sin tener que sufrir el yugo opresor de los fabricantes, como Sony y Microsoft, que tienen duras reglas para lanzar juegos en sus plataformas digitales. Es una consola que podría revolucionar, pero con mucho esfuerzo por parte de sus responsables.

Vía: IGN USA

Dejar un Comentario