Steadicam, el primer estabilizador de cámara

El estabilizador de cámara Steadicam se creó en la década de los años 70 de la mano de Garrett Brown, que triunfó con su invención.

Un invento de los años 70

Para los profesionales del mundo de la grabación el Steadicam es un nombre que no se olvida con facilidad. Fue la primera marca en cuanto a estabilizadores de cámara, creada para aislar la imagen a grabar del movimiento de quien controla el dispositivo. Desde su creación, que tuvo lugar de la mano de Garrett Brown en el año 1975, se ha convertido en un elemento clave en el mundo del vídeo.

Los orígenes del Steadicam, como indicamos, se remontan a mediados de la década de los 70. Su creador, el cámara Garrett Brown, consiguió firmar uno de los avances más importantes del mundo de la grabación. Si bien inicialmente el nombre de Steadicam no fue el elegido y utilizado, sino que el invento se denominó como Estabilizador Brown (en clara referencia al apellido de su creador), posteriormente recibió este nombre definitivo con el cual lo conocemos en la actualidad.

La prueba de fuego del Steadicam llegó cuando su inventor utilizó un prototipo y realizó una prueba de grabación de 10 minutos. El resultado impresionó tanto a algunos de los directores de la época que el concepto no tardó en comercializarse de forma apropiada para que llegara a la mayor cantidad posible de cineastas. Entre los primeros directores que lo probaron estuvo el mismísimo Stanley Kubrick, que ha pasado a la historia del cine por sus memorables trabajos cinematográficos. Fueron otros muchos especialistas quienes descubrieron las bondades del Steadicam, lo que llevó a que se convirtiera rápidamente en una exigencia del sector a la hora de producir películas de una alta calidad. No tuvo tanta relevancia mediática como la invención del color para el cine, pero muchos directores sí consideran que fue un avance de una gran importancia a la hora de darle a sus películas un toque de calidad adicional.

Steadicam, un invento de importancia para el cine

¿Pero qué película utilizó inicialmente el Steadicam? Este privilegio, ahora dato histórico, fue entregado a la película Bound for Glory, película biográfica conocida en nuestro país como Esta tierra es mi tierra y dirigida por Hal Ashby para contar la historia de Woody Guthrie. El film cosechó una elevada popularidad en su estreno en 1976 y ayudó a que la fama de Steadicam se extendiera, llamando la atención de una mayor cantidad de directores y expertos en grabación.

La forma experimental en la que se descubrió Steadicam produjo que el cine inventara, por así decirlo, nuevas formas de aprovechar las virtudes del sistema de grabación. Comenzamos a verlo aprovechado en persecuciones y en planos aéreos. Las escenas que recorrían de forma emocionante las calles de Nueva York en la película Marathon Man le deben mucho a Steadicam. Lo mismo podemos decir de Rocky, la película que llevó a Sylvester Stallone a la fama y que también usó este sistema de grabación, aportando a las escenas de combate un realismo y una dureza dignas de elogio.

El uso de Steadicam continuó en todo tipo de super-taquillazos. Kubrick exprimió su uso en 1980 en El resplandor y más tarde, en 1983, se utilizó en El Retorno del Jedi. El invento se siguió desarrollando, creando nuevos complementos y apoyos para lograr que Steadicam se mantenga como uno de los elementos principales a la hora de lograr grabaciones de una gran calidad. Su creador, el mencionado Garrett Brown, no solo sigue vivo, con 71 años, sino que en este mismo año 2013 ha entrado en el Salón de la Fama de Inventores gracias a esta innovación de la cual estamos hablando, el estabilizador de cámara Steadicam. Su popularidad y el alto rendimiento de este sistema perduran en el recuerdo de muchos especialistas y sigue siendo un recurso que no pasa de moda debido a su gran calidad.

Vía: WikiPedia