Ice Cream Sandwich está presente en el 25,8% de dispositivos Android

El tiempo pasa y Android sigue repitiendo el problema de la fragmentación, aunque al menos logra tasas de crecimiento más rápidas que antes para las versiones más nuevas.

android versiones

En medio del furor por el lanzamiento de Android 4.2 Jelly Bean y de Windows Phone 8, se ha dejado de hablar un poco sobre lo que viene haciendo Ice Cream Sandwich, que luego de un comienzo con dudas está comenzando a crecer de manera sostenida y ya logra tener más de un cuarto de los usuarios de Android.

En concreto el 25,4 por ciento, una cifra a la cual el mes anterior había llegado sumando cosechado por la versión 4.1 de Jelly Bean, que ahora suma el 2,7 por ciento y logra tasas de crecimiento más altas que las de Android 4.0 en su momento. Pero si vamos a hablar de estadísticas el rey en Android sigue siendo Gingerbread, que sigue liderando en forma demasiado cómoda aún.

Es que con el 53,4 por ciento suma más del doble del hoy segundo, el mencionado Ice Cream Sandwich, y a pesar de perder algo de cuota de usuarios sigue estando presente en más de la mitad de los dispositivos Android. Y el tercer puesto queda para Android 2.2 Froyo, que con el 12 por ciento todavía mantiene una porción interesante de los usuarios de esta plataforma, sobre todo por el hecho de ser tan utilizado por tabletas y set-top boxes económicos que tanto pululan en las tiendas de comercio online, tanto chinas como locales. Eclair, o Android 2.1, con el 3,1 por ciento, se mantiene todavía por encima de Jelly Bean o de ese extraño experimento dirigido a las tablets que fue Android 3.x Honeycomb, mientras que Cupcake y Donut, las versiones 1.5 y 1.6 de Android, ya no logran siquiera el 1 por ciento entre ambas (0,1 y 0,3 por ciento respectivamente).

No se por que pero parece difícil que Android pueda terminar con su tan comentada fragmentación cuando hay tres grandes grupos de usuarios, y nada parece que vaya a cambiar en el horizonte inmediato puesto que a medida que Froyo irá prediendo algo de uso lo irá ganando Jelly Bean (4.1 + 4.2) pero el problema en general seguirá existiendo, y puede ser la gran contra que tenga la plataforma móvil de Google en los próximos tiempos ya que este problema no se repite en iOS y Windows Phone.

Más información, en Android Developers