TeamViewer, controla un ordenador de manera remota

TeamViewer

En medio de tantas aplicaciones de asistencia remota, algunas logran sobresalir. Como TeamViewer, que es una pequeña aplicación de Windows con la cual podrás acceder a un escritorio remoto via IP.

Así podrás utilizarlo de tres maneras: para proveer de soporte técnico a alguien, efectuar una presentación (el modo opuesto al anterior es decir cuando le muestras tu escritorio a alguien) o transferir ficheros entre ordenadores. Esos tres modos de funcionamiento son excluyentes, por lo que cuando ejecutes el programa deberás elegir uno y si luego quieres cambiar de modo deberás reiniciar la conexión.

Es la única pega que tiene este programa que es gratuito para uso personal, y que en esta versión ha eliminado la restricción de 5 minutos de duración para las sesiones. Además, como no requiere de instalación no hace falta que quien lo instala tenga derechos de administrador en el ordenador, simplemente se ejecuta la versión “servidor”, se ingresa el ID de usuario y contraseña y luego le pasas esos mismos datos los ingresa quien ejecute la versión “cliente”.

Es interesante remarcar que TeamViewer tiene un buen algoritmo de compresión de datos que le permite ajustarse, al igual que lo hace UltraVNC, al ancho de banda disponible. Esto te permitirá utilizarlo sin inconvenientes ya sea que tienes una conexión de módem, LAN o banda ancha internet.

Seguridad no le falta gracias al uso de SSL, así que poco más se puede decir sobre TeamViewer, excepto mencionar que a mi criterio es una excelente herramienta para quienes trabajan en soporte ya que solo bastará con darle a tu cliente la aplicación y llegado el caso de problemas el solo deberá ejecutarla. Tan sencillo como eso.

TeamViewer ocupa unos 500Kb en ambas versiones (servidor y client), que son compatibles con Windows Vista y XP y como hemos mencionado, gratuitas para uso personal.

Via Digital Inspiration